domingo, 28 de julio de 2013

DOLYCORIS BACCARUM L.TAN



 

Este año está siendo un poco complicado con los bichitos, por ser cariñosa con ellos, los nombro en diminutivo. La verdad es que tengo un pequeño zoo en el bancal de los kusamonos, orugas, escarabajos, abejas, pulgones, saltamontes, chinches,  todos viven felices, bueno, algunos vivían.
Este afortunadamente no estaba en mis plantas, sino en el jardín. Es un bicho un tanto nocivo para los campos de cultivo y para las fresas silvestres y arándanos, debido a una secreción que sueltan  sus glándulas odoríferas, que hacen que sean incomestibles. Hacen una puesta de 30 huevos  sobre las hojas.



                                                          Se aparean durante horas.





                                               Fue un buen ejercicio de macro para mi.






            La verdad es que tiene que ser agotador, dieron más vueltas que un ventilador.






                                                  Me hizo gracia ver llegar al intruso.

 
 


                                         Supongo que era otro macho, con sus patas lo echo.





Fue gracioso, con las patas de delante parecía hacer palmas, al conseguir que se marchara el otro macho.



 

                                  El bichito es pequeño, fijaros en el tamaño de la flor de atrás.

1 comentario:

  1. Bonitas fotos, así está mas "entera" la historia. Aunque aquí falta el haiku que la acompañaba en facebook.

    Un saludo,
    Manuel.

    ResponderEliminar